Brasileños y Franceses depararon un duelo memorable en los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA México 1986™. Los goles de Careca y Michel Platini, la atajada del penal de Zico y una tanda final de penales dramática e inolvidable para uno de los mejores partidos de la historia de los Mundiales.