Una nueva terminal de aeropuerto, mejoras en la red de transporte público de la ciudad y un grandioso estadio de fútbol nuevo son algunos de los proyectos que ya se han puesto en marcha en Nizhny Novgorod, que se prepara a conciencia para acoger a los aficionados de todo el mundo en su papel de ciudad sede de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.