La estructura del estadio de Samara para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 es un homenaje a la vinculación de la ciudad con el programa espacial rusos.