En una de las regiones más al sur de Rusia, Krasnodar puede presumir de una arraigada cultura tradicional. Bastión de los cosacos en el siglo XVII, la ciudad mantiene orgullosa la conexión con esos orígenes.Y de esa tradición bebe la banda de folk Marusya, que tiene una peculiaridad... sus componentes son todos africanos...