Kaliningrado, la ciudad más occidental de Rusia, es única. El atleta que aparece en este cartel simboliza el espíritu abierto de la ciudad y la región, abrazando lo viejo y lo nuevo mirando hacia el futuro. Es una ciudad cuyo espíritu se deriva del agua que lo rodea. Situada a 1235 km al este de Moscú, junto al mar Báltico, la ciudad, su gente y su arquitectura son una mezcla histórica de culturas. Como la ciudad natal del filósofo Immanuel Kant, la ciudad está viva y se caracteriza por lugares icónicos como la Puerta del Rey, el monumento Kant, la catedral de Konigsberg y la isla Kneiphof.