Los colores vivos rojo y naranja representan la pasión, el movimiento y la expresión en la cultura rusa. El cuerpo del atleta reflejado en este cartel se crea usando una técnica de diseño rusa tradicional llamada Khokhloma. Este estilo proporciona una sensación de movimiento fluido y energía para el atleta. El espectacular Kremlin del siglo XVI de Nizhny Novgorod, que se asienta sobre una colina en el centro de la ciudad, en la confluencia de los ríos Oka y Volga, aparece reflejado al fondo.