Los pósters de la Copa Mundial de la FIFA se consideran ya desde hace tiempo verdaderas obras de arte, que suscitan el interés de marchantes, coleccionistas de objetos futbolísticos, miembros de la comunidad artística y aficionados al deporte rey de todo el mundo. La edición de 2018 no será una excepción, inspirado en el constructivismo ruso y con la imagen del legendario, Lev Yashin.