Rostov-on-Don, sede de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, se ha transformado en la cuna del Hip-Hop en el país organizador.