¿Sabías que el gol número 1.000 de la historia de la Copa Mundial de la FIFA se anotó en Argentina 1978? Lo firmó el neerlandés Robert Rensenbrink al transformar un penal frente a Escocia.