¿Sabías que en dos Copas Mundiales de la FIFA consecutivas se anotaron la friolera de 89 goles? Fue en las ediciones de Chile 1962 e Inglaterra 1966.