Silvestre Varela y Francesco Totti comparten el honor de haber marcado los goles más tardíos en tiempo de descuento en un Mundial. Ambos lo consiguieron en el minuto 95.