Francia es la última selección anfitriona en levantar la Copa Mundial de la FIFA. Lo hizo el 12 de julio de 1998, tras vencer 3-0 a Brasil en la gran final.