El minuto 55' del duelo entre Argentina e Inglaterra de la Copa Mundial de la FIFA 1986 quedaría para siempre en la retina de los aficionados. En apenas 11 segundos, Diego Armando Maradona completó un eslalon de 68m sorteando rivales para firmar un gol para la historia.