James Rodriguez promedió un gol cada 67 minutos durante Brasil 2014 que lo convirtieron en la Bota de Oro adidas del torneo. La estrella colombiana vio puerta en seis ocasiones y sirvió dos asistencias en el camino de los Cafeteros a los cuartos de final.