¿Sabías que pasaron tan solo 69 segundos entre los dos goles que anotó Toni Kroos en la semifinal de 2014?. Dos dianas que hicieron añicos las esperanzas brasileñas de ganar la Copa Mundial ante su afición un fatídico 8 de julio.