¿Sabías que el primer partido de la selección estadounidense en la Copa Mundial de la FIFA EEUU 1994 fue también la primera vez que se jugaba un partido mundialista bajo techo? 73.425 espectadores vieron a la selección anfitriona enfrentarse a Suiza en el estadio Pontiac Silverdome, a las afueras de Detroit.