27 fueron los goles que Hungría marcó en la Copa Mundial de la FIFA de 1954. Ninguna otra selección ha podido alcanzar esa cifra espectacular de los Magiares Mágicos, que a la postre cayeron en la final ante Alemania.