Nils Liedholm tenía 35 años cuando marcó con Suecia en la gran final de la Copa Mundial de la FIFA de 1958 ante Brasil. Es el jugador más veterano en marcar en una final de un Mundial.