Croacia deslumbró al mundo en la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998. Y su estrella indiscutible, en el camino al tercer cajón del podio, fue Davor Suker. Hoy el análisis de Hyundai se fija en su gol contra Alemania en los cuartos de final.