Estadio Rose Bowl de Los Angeles. 17 fe julio de 1994. Un lugar y una fecha que el brasileño Bebeto jamás olvidará, como tampoco olvidará el error de Roberto Baggio en la tanda de penales que decidió la Copa Mundial de la FIFA EEUU 1994.