Un triunfo que le valió el título al FC Porto, un choque repleto de goles en Colombia, el final de la condición de invicto de José Mourinho en partidos en casa, la fulgurante tripleta de Wayne Rooney, y un tanto aún más veloz de Dejan Stankovic son las novedades más destacadas del último repaso estadístico de FIFA.com.

150

partidos sin conocer la derrota durante 9 años, 1 mes y 10 días, y con 4 equipos distintos: esa era la increíble trayectoria récord que llevaba José Mourinho en los encuentros ligueros en casa y que, este sábado, concluyó de repente cuando menos se esperaba. Manolo Preciado consiguió lo que 107 entrenadores diferentes habían intentado sin éxito, y lo hizo con un Sporting de Gijón que llegaba al Santiago Bernabéu con una sola victoria a domicilio registrada en toda la temporada. Dado que el conjunto blanco había ganado todos sus 22 partidos anteriores en casa con Mourinho en el banquillo, acumulando un coeficiente goleador de 46-6 solamente en la liga, era comprensible que muy pocos apostaran por el equipo de Preciado. Aun así, a pesar de que los Merengues descargaron nada menos que 32 disparos a puerta durante todo el partido (más que en ningún otro encuentro liguero esta temporada), un solitario tanto de Miguel Ángel de las Cuevas permitió al Sporting convertirse en el primer equipo que se lleva tres puntos del feudo de Mourinho en la liga, desde que el Beira Mar luso lo logró en febrero de 2002. Afortunadamente para la afición madridista, el equipo volvió a ofrecer anoche su faceta más demoledora en el Bernabéu, con un Emmanuel Adebayor (autor de 8 goles con el Arsenal en 9 derbis del norte de Londres) que volvió a ser la pesadilla del Tottenham Hotspur, merced a sus dos dianas en la victoria por 4-0 de su equipo.

25

segundos marcaba el reloj anoche en el estadio de San Siro cuando Dejan Stankovic metió el quinto gol más rápido en la historia de la Liga de Campeones. El centrocampista de 32 años se situó por detrás de Clarence Seedorf (21 segundos, Milan-Schalke 04, en 2005), Alessandro Del Piero (20’’, Juventus-Manchester United, 1997), Gilberto Silva (20’’, Arsenal-PSV, 2002) y el actual poseedor del récord, Roy Makaay, que vio puerta al cabo de solo 10 segundos en el 2-1 del Bayern de Múnich al Real Madrid en 2007. Sin embargo, a pesar de ese inmejorable comienzo con Stankovic como protagonista, y de que, hasta entonces, el Inter nunca había perdido un encuentro de Liga de Campeones tras adelantarse en el marcador, la escuadra nerazzurra acabó hundiéndose para registrar uno de los peores resultados de su historia en competiciones europeas. Es más, su rival, el Schalke, sumó su total de goles más alto en un partido de la Liga de Campeones, mientras que el Inter igualó su récord negativo de tantos recibidos, al caer por un sorprendente 2-5. En toda la historia de la competición europea, ocho equipos han perdido el choque de ida en casa por ese mismo tanteo y, como cabía esperar, ninguno pasó de ronda. Por tanto, el Inter está a punto de convertirse en el primer defensor del título que queda eliminado en cuartos de final desde que su gran rival milanés hizo lo propio en el curso 2003/04.

23

victorias, 2 empates y 0 derrotas es el balance que ha permitido al FC Porto, anticipadamente, erigirse otra vez en campeón de Portugal. Además, a cinco fechas del final, sigue en carrera por transformarse apenas en el segundo equipo que conquiste la liga portuguesa sin conocer la derrota. Hasta la fecha, el Benfica de la temporada 1972/73 era el único conjunto que había logrado esa hazaña, si bien el grande lisboeta también salió invicto de la campaña 1977/78, aunque tuvo que ceder el título al FC Porto por la diferencia de goles. Precisamente, los de Oporto se han asegurado matemáticamente este último campeonato (el 5º que logran en las 6 últimas temporadas, y el 25º en total) en el Estadio da Luz del Benfica: la primera vez desde 1940 que se hacen con el título en el campo de su gran rival del sur. El Benfica defendía una racha de 11 partidos sin perder en casa, pero se encontró con unos Dragões invictos en la liga portuguesa desde el 28 de febrero de 2010. Es decir, una racha de 34 encuentros que representa la más larga que encadenan desde sus 53 compromisos sin perder entre octubre de 1994 y marzo de 1996.

14

minutos le bastaron a Wayne Rooney el sábado para convertir lo que iba camino de ser una desastrosa derrota en una victoria que podría resultar decisiva para el Manchester United. La tripleta de Rooney es la tercera más rápida lograda en la Premier League por un jugador de los Red Devils, muy cerca del récord de 10 minutos que comparten Ole Gunnar Solskjaer (contra el Nottingham Forest en 1999) y Teddy Sheringham (frente al Southampton en 2000), y se trata también del primer hat trick que se registra fuera de casa en la primera división inglesa desde que el propio Rooney lo hizo ante el Portsmouth en noviembre de 2009. Además, el segundo gol de Rooney en Upton Park es el 100º que marca con el Manchester en la Premier League, lo que le convierte en apenas el tercer jugador de los Diablos Rojos que alcanza esa barrera tan señalada tras Ryan Giggs (105) y Paul Scholes (102). Javier Hernández, a su vez, confirmó su condición de suplente más prolífico del fútbol inglés. El Chicharito vio puerta tras salir del banquillo por quinta vez en esta temporada; una cifra a la que no se acerca ningún otro jugador de la Premier League.

11

tantos, 9 de ellos en una primera mitad antológica, pudieron ver los aficionados colombianos el domingo, tras la estrepitosa derrota por 4-7 que sufrió el Atlético Huila ante el Deportes Tolima. El conjunto visitante, inmerso en la lucha por el título, se marchó al descanso con una ventaja de 3-6, después de sumar seis dianas en un lapso de 29 minutos. Al acabar el partido, seis de sus jugadores habían contribuido a la faceta goleadora. Aun así, no todo fue coser y cantar para el equipo de Ibagué, que concedió tres penas máximas durante el transcurso de un choque realmente increíble, aunque solo dos se convirtieron en gol. Ese triunfo repleto de incidencias aupó al Tolima al segundo lugar en la clasificación de la liga colombiana, pero, por increíble que parezca, no fue el partido que registró más goles esta semana pasada. Ese honor recayó en un aluvión de 13 tantos que nos depararon dos combinados de Aruba, el Britannia y el Sporting, si bien no parece que este último vaya a presumir mucho de ello, dado que 12 de esos goles se metieron en su portería.