En el último repaso estadístico de FIFA.com, destaca el contraste brutal entre lo que tardó el Molde en ganar la liga noruega y lo que invirtió el Valencia en abrir el marcador en la Liga de Campeones, junto a las gestas goleadoras de los holandeses Robin van Persie y Klaas-Jan Huntelaar o los hitos logrados por las estrellas del Barcelona.

877

 minutos sin recibir un gol ha encadenado Víctor Valdés con el Barcelona para establecer un nuevo récord del club. Gracias al 0-4 de anoche al Viktoria Plzen, el guardameta del Barça lleva ya nueve encuentros seguidos con su portería a cero y ha logrado superar el anterior tope de 824 minutos, que mantenía Miguel Reina desde la temporada 1972/73. Además del récord de Valdés, el campeón de Europa se apuntó otros hitos en tierras checas, como su gol 500º bajo la dirección de Pep Guardiola, en el partido 200º del técnico de 40 años en el banquillo azulgrana. Lionel Messi también alcanzó el doble centenar en otro apartado, al marcar sus tantos 200º, 201º y 202º con el equipo catalán; con lo que, de paso, se apuntó dos hat tricks consecutivos por primera vez en su carrera. El pequeño argentino es apenas el cuarto jugador (después de Filippo Inzaghi, Adriano y Andy Cole) que logra marcar más de un triplete en la Liga de Campeones con el mismo club. Con este último hat trick, la Pulga elevó su cuenta particular a 42 dianas, convirtiéndose en el primer jugador no europeo que rebasa la barrera de los 40 goles en la máxima competición continental.

150

 goles en la Bundesliga totaliza Claudio Pizarro tras el 1-3 logrado el sábado por el Werder Bremen en su visita al Mainz 05. El delantero peruano, consolidado desde hace tiempo como el extranjero más prolífico en la historia de la primera división alemana, atraviesa últimamente por un momento de forma deslumbrante, al haber metido 7 goles y haber dado 3 asistencias en los 10 últimos tantos logrados por su equipo. Por lo demás, fue un fin de semana con bastantes hitos en la Bundesliga, ya que Lukas Piszczek marcó el gol 1000º del Borussia Dortmund como visitante, y el meta del Schalke 04 Lars Unnerstall alcanzó los 350 minutos sin ver perforada su portería, aunque a continuación Vedad Ibisevic puso fin a su racha. En la otra punta del campo, el equipo de Gelsenkirchen logró imponerse gracias a un Klaas-Jan Huntelaar que sigue en vena de aciertos. Con sus dos tantos del sábado, el ariete holandés suma ya 21 esta temporada, en 19 partidos.

100

 años de paciencia obtuvieron al fin su recompensa el domingo, cuando el Molde puso el broche de oro a la campaña de su centenario adjudicándose la liga noruega por primera vez en su historia. Con Ole Gunnar Solskjaer como entrenador, los Blåhvit (“blanquiazules”) han logrado despojarse de su reputación de eternos segundones, que se habían ganado a pulso con la obtención de siete subcampeonatos ligueros. El conjunto dirigido por el ex delantero del Manchester United se aseguró matemáticamente el título a falta de dos jornadas, después de que el equipo más laureado de la Tippeligaen, el Rosenborg, viera esfumarse sus esperanzas de obtener su trofeo 23º tras sufrir una severa derrota en casa ante el Brann Bergen (3-6).

28

 goles en 27 partidos de la Premier League inglesa totaliza Robin van Persie en lo que va de año 2011. El gran momento realizador del punta holandés prosiguió el sábado con su hat trick al Chelsea en el triunfo del Arsenal por 3-5. De paso, Van Persie se convirtió en el primer jugador que logra un triplete en Stamford Bridge en la máxima categoría desde que otro Gunner, Nwankwo Kanu, lo hizo en octubre de 1999. Hacía 22 años que los Blues no recibían una “manita” en casa, y la última vez que el Arsenal había logrado cosechar esa impresionante cifra de goles en el campo de su rival londinense databa de 1934. La presente edición de la Premier League, por otro lado, se está caracterizando por la proliferación de los tanteos abultados, y su actual promedio de 2,97 goles por encuentro es el más alto desde la media de 3,03 que registró la campaña 1967/68 (la última, por cierto, en la que se proclamó campeón el actual líder, el Manchester City). Los hat tricks también están abundando más de lo habitual, pues ya son 9 los conseguidos en este curso (más de los que se lograron durante toda la temporada en las cinco anteriores ediciones de la liga inglesa).

10,6

 segundos de partido habían transcurrido en Mestalla cuando Jonas metió anoche el segundo gol más rápido en la historia de la Liga de Campeones. Con su fulgurante tanto en la victoria por 3-1 del Valencia sobre el Bayer Leverkusen, el brasileño se quedó a sólo 3 décimas del récord que ostenta Roy Makaay, tras su diana lograda en 2007 con el Bayern de Múnich frente al Real Madrid. Además, ese gol sirvió para encarrilar la primera victoria en casa que consiguen los ches ante un equipo alemán en 15 años, poniendo fin a una serie de 6 encuentros sin ganar. También en la Liga de Campeones, Massimo Ambrosini jugó su partido 100º en Europa durante el 1-1 que arrancó el Milan en su visita al BATE Borisov, convirtiéndose en el 12º jugador italiano que alcanza esa señalada cifra.