Las Fieras crecen en África
© AFP

Aunque ha experimentado un crecimiento notable en los dos últimos años, e incluso uno de los equipos del país ha levantado un importante trofeo, la República Centroafricana confía en desbrozar nuevos caminos y registrar una primera victoria en la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA™ en las próximas semanas. El posible triunfo comporta una subida cierta en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, donde Les Fauves de Bas-Oubangui (‘Las Fieras del Bajo Ubangi’) ocupan la 123ª posición, tras una subida de ocho puestos en los dos últimos meses y de 79 en 21 meses.

El año pasado, la selección mantuvo el paso de sus rivales en el grupo de clasificación para la Copa Africana de Naciones de la CAF y se metió en la última ronda, a punto de alcanzar su primera fase final. Como resultado, los centroafricanos se anotaron su mejor clasificación de la historia: el puesto 90º del mundo. No hay que olvidar que el país había ocupado el escalón 202 en la tabla mundial exactamente dos años antes. El importante salto da una muestra de la enorme proyección de un equipo que está forjándose una estupenda reputación.

Desde hace unos años, el fútbol gana terreno en la República Centroafricana, un país de unos cinco millones de habitantes asociado tradicionalmente con el baloncesto. Actualmente, está compitiendo en importantes certámenes y empieza a cosechar los frutos, como ocurrió en los clasificatorios para la Copa Africana de Naciones 2012, donde el combinado logró algunos de sus mejores resultados hasta la fecha. Su victoria en casa sobre Argelia, participante en Sudáfrica 2010, y dos empates con la favorita Marruecos le han proporcionado fe en sus grandes posibilidades.

El examen de la Copa Mundial
Los resultados y su mejorada posición han servido a la República Centroafricana para librarse de la ronda preliminar eliminatoria de la clasificación africana para Brasil 2014 y pasar directamente a la fase de grupos. La selección empezará su campaña en el Grupo A el sábado 2 de junio, en casa contra Botsuana, y a la semana siguiente se desplazará a Etiopía. Los Bafana Bafana sudafricanos parten como favoritos, aunque la sección podría resultar muy igualada. A Las Fieras les espera además a finales de junio la eliminatoria de clasificación, a partido doble, para la Copa Africana de Naciones contra el conjunto más laureado del campeonato, Egipto.

Se trata de la segunda vez que el país participa en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA, aunque nunca ha ganado ningún partido en el certamen. En sus dos únicos encuentros previos, en 2002, conoció la derrota a manos de Zimbabue. Eso ocurrió hace diez años, y la seguridad que el equipo tiene en sí mismo ha subido desde entonces muchos enteros.

Para los dos clasificatorios próximos, la nación podrá montar toda una selección con sus muchos jugadores afincados en el extranjero, aunque ninguno tan fuerte y habilidoso como el defensa Mapou Yanga-Mbiwa, nacido en Bangui pero criado en Francia desde los ocho años de edad, y en la lista de preseleccionados de Les Blues para el inminente Campeonato Europeo. El joven de 23 años, sin ninguna convocatoria internacional en su haber, acaba de capitanear al Montpellier hasta el título de la Ligue 1 y se ha convertido de la noche a la mañana en el futbolista más famoso que haya dado jamás la República Centroafricana.

Si embargo, no es el único futbolista de Bangui que ha disfrutado del éxito en las últimas semanas. David Manga, de 23 años, jugador del Partizan de Belgrado, ha rayado muy alto con su club esta temporada en Serbia, después de debutar internacionalmente en 2010. Manga figura en el combinado de Les Fauves junto con otros jugadores cuyo relieve no para de crecer, como el defensa Eloge Enza-Yamissi, quien acaba de conseguir el ascenso en Francia con el Troyes, y su hermano Manasse Enza-Yamissi, que juega con el Amiens en la Ligue 2. Otro pujante talento en la segunda división de la liga francesa es el joven delantero Momi Hilaire, quien está acumulando minutos de juego con el Le Mans y podría asociarse en la delantera de la selección con Habib Habibou, un gigantón que milita en el fútbol belga.

Lamentablemente, no todo está saliendo a pedir de boca. Esta semana, el entrenador francés Jules Accorsi, de 64 años, abandonó el cargo de seleccionador de Les Fauves alegando incumplimiento en el pago de su salario. El técnico está considerado el arquitecto de los progresos de la selección en los dos últimos años. Veremos si, pese a todo, las Fieras centroafricanas pueden seguir creciendo.