Bolivia, con sensaciones encontradas
© Getty Images

El fútbol es, vaya novedad, un devenir de emociones encontradas. He ahí el ejemplo de Bolivia, que una semana sufría por la renuncia de su entrenador y, a la siguiente, disfrutaba de un ascenso de 27 lugares en la Clasificación Mundial FIFA/Coca Cola, el segundo mejor avance durante el mes de junio.

Esta no sólo resultó la segunda mejor progresión de su historia, detrás de los 28 puestos que subió en agosto de 1993, sino que además le permitió avanzar hasta el 83° escalón del ranking. Así, recuperó su lugar entre los primeros 100 por primera vez desde septiembre de 2011, cuando también apareció 83°.

Es cierto que Bolivia todavía está muy lejos de su mejor ubicación, el puesto 18 que alcanzó en julio de 1997. Sin embargo, este avance resulta un aliciente para un equipo que tocó fondo en octubre del año pasado, luego de caer hasta el lugar 115°, su peor marca desde la creación de la Clasificación Mundial FIFA/Coca Cola. En total, tardó nueve meses en regresar al top-100, y lo hizo impulsada por los 1335 puntos que sumó con su victoria ante Paraguay (3-1) por las eliminatorias para la Copa Mundial de FIFA Brasil 2014™.

El balance
Este fue, paradójicamente, el primer triunfo de Bolivia en el clasificatorio y el último partido de Gustavo Quinteros al frente del equipo. El argentino nacionalizado boliviano había asumido el cargo allá por noviembre de 2010, cuando los del altiplano ocupaban el 100° puesto. “Mi aspiración es alcanzar el cien por ciento del rendimiento en octubre de 2011, al arrancar las eliminatorias en Uruguay. Para eso deberemos llegar a la Copa América de Argentina con una idea de juego clara”, decía Quinteros en ese entonces a FIFA.com.

En Argentina, Bolivia hizo ruido al rescatar en el debut un sorprendente empate frente a la anfitriona, aunque ese fue su único punto. Luego llegó el comienzo del proceso eliminatorio para Brasil, en el cual acumuló apenas un empate, casualmente ante la Albiceleste en Buenos Aires, y tres derrotas.

En 2012, Quinteros pareció conseguir aire fresco tras derrotar a Paraguay en la 6ª jornada de las eliminatorias, pero diferencias de criterio con relación a los tiempos de trabajo impuesto por la Federación Boliviana provocaron su renuncia. En total, el ex zaguero mundialista con Bolivia en 1994 dirigió al equipo 18 partidos, con dos triunfos (el de Paraguay y un amistoso ante Cuba), 6 empates y 10 derrotas. 

¿Y el futuro?
El principal candidato a suceder a Quinteros es, según reconocieron tanto la FBF como el propio entrenador, el español Xabier Azkargorta. El Bigotón, que ahora tiene 58 años, resultó el responsable de la clasificación de Bolivia para EEUU 1994, la tercera y última aparición del país en la máxima cita del fútbol planetario, aunque luego no condujo al equipo en dicha fase final. Al momento de este artículo, sin embargo, el cargo sigue vacante.

De cara a Brasil 2014, quien quiera que tome las riendas de la selección se encontrará con un panorama complicado, pero no imposible: si bien Bolivia ocupa el 7° lugar de la competición preliminar con apenas 4 puntos tras un tercio del camino recorrido, está a 4 de Venezuela, hoy en puesto de repesca, y a 5 de Ecuador, su próximo rival y dueño por ahora de la última plaza directa disponible para el Mundial.

Tras el partido con los ecuatorianos, Bolivia tendrá fecha libre, por lo que su nuevo seleccionador podrá empezar a pensar rápidamente en Perú y Uruguay, a quienes recibirá en octubre para cerrar el año. Allí sí, da la sensación, puede quedar marcado a fuego el destino deportivo de un seleccionado que añora con volver a jugar una Copa Mundial de la FIFA.