Islandia se encomienda a Lagerback
© AFP

Lars Lagerback posee una prolongada experiencia en campañas de clasificación. Y lo que es más importante: el estratega de 64 años ha participado en las últimas tres Copas Mundiales de la FIFA™, y sabe algunas cosas sobre cómo encarar de manera exitosa las difíciles preliminares.

A pesar de esto, su camino a Brasil 2014 será un desafío nuevo. El antiguo entrenador de Suecia y Nigeria tendrá la misión de conducir a Islandia a su primer torneo internacional. Este periplo comienza el viernes 7 de septiembre, cuando la selección de Lagerback reciba a Noruega, rival que conocen bastante y que, además, es el cabeza de serie del Grupo E.

Pocos creen que Islandia pueda sorprender. Después de todo, ganó sólo un partido en sus últimas campañas clasificatorias tanto para la Copa Mundial de Sudáfrica 2010™, en la que ocupó la última posición de su zona, como para la Eurocopa 2012 donde finalizó en la antepenúltima plaza. Debido a estos resultados, no es casualidad que los nórdicos hubieran descendido en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola hasta situarse en abril en el puesto 131º, su peor lugar histórico.

Sin embargo, su entrenador es optimista. Y se justifica por el reciente ascenso en la clasificación: Islandia subió 12 puestos en la tabla actualizada de septiembre. La victoria por 2-0 ante Islas Feroe el 16 de agosto facilitó este avance, y aportó a Islandia esperanza de dar la campanada en su estreno en los clasificatorios. “Los jugadores han mantenido una actitud positiva y están trabajando durísimo. Noruega deberá desplegar su mejor fútbol para vencernos”, manifestó Lagerback.

Una generación de talento
Los argumentos del técnico sueco para creer que su escuadra deberá ser tomada en cuenta se basan en que Islandia posee un puñado de atacantes y mediocampistas creativos de talla internacional. Por ejemplo, el delantero Kolbeinn Sigthorsson está abriéndose paso en el Ajax holandés y viene de anotar los dos goles en la victoria contra las Islas Feroe, con lo que ya ha visto puerta en seis ocasiones en once encuentros con la selección nacional. Competirá por la titularidad en la delantera con Alfred Finnbogason, jugador del Heerenveen y máximo anotador del campeón sueco Helsingborgs la última campaña, y Bjorn Bergmann Sigurdarson, reciente incorporación del Wolverhampton Wanderers.

Eidur Gudjonsen, máximo anotador histórico del combinado nacional, también es una opción y entró desde el banquillo en el triunfo de Islandia sobre las Islas Feroe. Sin embargo, el ex delantero del Barcelona y del Chelsea ya no es el motor creativo de su selección. Ese honor corresponde ahora a Gylfi Sigurdsson, el mediocampista al que cortejaron el Liverpool y el Tottenham en el último período de fichajes.

Finalmente, el equipo londinense se quedó con el jugador, por el cual pagó 6,8 millones de libras, y cuya habilidad, visión de campo y potente remate lo convirtieron en uno de los hombres más fascinantes de la última temporada de la Premier League inglesa. “Gylfi tuvo una gran temporada con Swansea y es un grandísimo jugador sobre el cual podemos basar nuestro juego. Creo que podría acabar siendo una estrella internacional del fútbol, por su habilidad y su pontente disparo. Encontramos un lugar para él en la selección, donde estará involucrado la mayor cantidad de tiempo posible para así influenciar nuestro juego ofensivo”, declaró Lagerback.

Si es que Sigurdsson alcanza el nivel de la temporada pasada, su entrenador cree que Islandia tendrá todas las armas para pelear por un cupo en un grupo que comparte, además de con Noruega, con Eslovenia, Suiza, Albania y Chipre. “Nuestro grupo no es el más difícil del clasificatorio. No enfrentaremos a ninguna de las potencias”, dijo Lagerback, además reconociendo el hecho que ninguno de sus rivales en el Grupo E logró clasificar a la Eurocopa 2012.

Islandia no será favorita, pero con esta nueva hornada de talento y un estratega con vasta experiencia internacional a la cabeza, este último avance en la Clasificación Mundial podría ser el comienzo del despegue definitivo del país nórdico.