Rusia acelera con Capello
© AFP

Rusia siempre ha sido una selección de grandes ambiciones. Cuando faltan unos cinco años y medio para la Copa Mundial de la FIFA™ que se celebrará en este país, las expectativas que genera el combinado ruso han vuelto a dispararse. Por ahora, parece que la escuadra que dirige Fabio Capello está manejando la presión estupendamente. Da la impresión de que el gigante dormido, está a punto de volver a despertar, y esta vez llega sediento de gloria.

La selección rusa ha comenzado de forma inmejorable la fase de clasificación para Brasil 2014. En cuatro partidos, el cuadro ruso ha logrado doce puntos, ha marcado ocho goles y no ha recibido ninguno, lo que le permite liderar con autoridad el Grupo F de la zona europea. Los pupilos de Capello solventaron con comodidad sus compromisos contra Azerbaiyán (1-0), Israel (0-4) e Irlanda del Norte (2-0), y dieron un golpe sobre la mesa al imponerse por 1-0 en casa a Portugal, otro equipo con grandes aspiraciones.

De nuevo entre los diez primeros
Junto a Holanda, Rusia es la única selección que ha ganado todos sus partidos en la competición preliminar europea. Gracias a sus cuatro victorias consecutivas, el combinado ruso se ha metido entre los diez primeros de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola por primera vez desde hace más de tres años. Después de caer del sexto al duodécimo puesto en octubre de 2009 y de haber oscilado entre las posiciones undécima y vigesimoquinta desde entonces, la Sbornaja asciende a la novena plaza en la última edición de la lista (noviembre de 2012).

Sin embargo, el empate 2-2 cedido ante Estados Unidos a mediados de noviembre en un amistoso en casa ha bajado de la nube al equipo que capitanea Igor Denisov, aunque en el país más grande del mundo saben que se encuentran en el buen camino para regresar a la elite del fútbol mundial. El objetivo es hacer el mejor papel posible no ya en Rusia 2018, sino en Brasil 2014.

Capello ha llevado a cabo una revolución en el equipo. El técnico italiano, de 66 años, tomó las riendas tras una Eurocopa 2012 decepcionante para Rusia, que no pasó de la fase de grupos, y su mano se ha notado desde entonces. “La disciplina es muy importante para el seleccionador”, asegura el internacional Alexander Samedov, del Lokomotive de Moscú. Al nuevo entrenador ni siquiera le ha temblado el pulso con las vacas sagradas de los últimos años, y futbolistas como Andrei Arshavin, Roman Pavlyuchenko o Yury Zhirkov todavía no se han estrenado en la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2014.

Objetivo, Brasil
Capello ya había demostrado en sus tiempos de seleccionador inglés que para él no hay jugadores intocables, como pudo comprobar en sus propias carnes el mismísimo David Beckham. El técnico italiano se ha marcado el objetivo de devolver a Rusia a una cita mundialista después de que la Sbornaja no se clasificase para Alemania 2006 ni para Sudáfrica 2010. El lema del veterano entrenador es claro: quien quiera jugar deberá dejarse la piel sobre el campo.

Pero el entrenador no se plantea meta más allá de Brasil. “Espero que Rusia esté en la cita mundialista de 2014. Después me tomaré un descanso. Si recibo alguna oferta verdaderamente interesante podría llegar a replantearme la decisión, pero lo veo complicado”, declaró Capello recientemente a un canal de televisión.