Laos cobra impulso
© AFP

Aunque los éxitos futbolísticos no suelen asociarse a un país como Laos, la selección de esta nación del sureste asiático dio una gran alegría a sus seguidores en octubre, al proclamarse subcampeona, por detrás de Myanmar, en la fase de clasificación para la Copa Suzuki de la AFF (la federación de fútbol de la ASEAN) de este año.

Los laosianos, a las órdenes del japonés Kokichi Kimura, recién nombrado seleccionador nacional del país, arrancaron muy bien la campaña, con una victoria por 1-0 contra Camboya. Pese a la posterior derrota por 3-1 ante Timor Oriental, se impusieron a Brunéi Darussalam por idéntico resultado, y consiguieron el empate a 0-0 con la anfitriona, Myanmar, que los aupó al segundo puesto de la tabla.

Laos recibió una recompensa doble por su magnífico rendimiento. Además de asegurarse el pase a la fase final de la competición regional, anteriormente denominada Copa Tigre, el combinado de Kimura escaló 16 puestos en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, hasta situarse en el 177º.

Dirección extranjera
La gesta no hace más que resaltar los progresos continuos que ha protagonizado Laos en los últimos años a las órdenes de una serie de entrenadores extranjeros. Después de la breve estancia del técnico austriaco Alfred Riedl en el banquillo, David Booth accedió al cargo de seleccionador en 2010. Bajo la batuta del inglés, el combinado registró una serie de resultados prometedores, sobre los que destaca la goleada por 6-1 contra Timor Oriental, conseguida entre dos impresionantes empates a 2-2 con Filipinas y Tailandia.

Hans-Peter Schaller, compatriota de Riedl, se hizo con las riendas de la selección el año pasado. Bajo su dirección, Laos superó la primera ronda de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ al derrotar a Camboya en la eliminatoria a dos partidos.

Más impresionante si cabe fue la briosa actuación que ofreció el equipo en el choque de la segunda ronda, contra la RP China. De camino al partido de ida, muy pocos creían en las posibilidades de los laosianos ante los representantes de la nación más poblada del mundo, pero los del sureste asiático consiguieron ponerse dos goles por delante en el minuto 31, aunque al final los chinos se adjudicaron una victoria por 7-2.

Kimura se ha hecho cargo de la selección este mismo año y, nada más ocupar el puesto, empezó a inculcar en los ofensivos laosianos un estilo de juego basado en la posesión del balón. Además, el ex entrenador del Yokohama Marinos reunió un combinado joven y prometedor para la fase final de la Copa Suzuki de este mes, a la que Laos llegó con la intención de abrirse nuevos caminos en el fútbol de la región.

Mirando hacia el futuro con optimismo
La selección laosiana inauguró su trayectoria por la competición el domingo pasado con un digno empate a 2-2 contra Indonesia. El conjunto de Kimura cobró ventaja en dos ocasiones, pero se quedó sin la que se habría convertido en una victoria célebre por culpa de un gol in extremis de Vendry Mofu.

"Creo que hemos jugado maravillosamente bien", declaró un emocionado Kimura, quien se apresuró a elogiar el juego disciplinado de los suyos. "Todos sabemos que Indonesia es un equipo muy bueno, de grandes jugadores. Pero mis muchachos han hecho un gran trabajo y tácticamente entendieron a la perfección lo que yo quería en este partido".

El siguiente encuentro, contra la anfitriona y defensora del título, Malasia, se le puso mucho más cuesta arriba a Laos, que iba perdiendo al cumplirse el cuarto de hora de juego. Sin embargo, su joven creador Khonesavanh Sihavong empató antes del descanso y los aguerridos visitantes defendieron el 1-1 hasta finales de la segunda parte, cuando una ráfaga de tres goles otorgó a los malayos la victoria (4-1).

Pese a aquel revés, Laos no tardó en aventajar por 2-0 a la tricampeona Singapur que, sin embargo, consiguió remontar el encuentro hasta llevarse el triunfo (4-3). Aunque, a simple vista, los resultados parecen indicar que los laosianos han dejado escapar una oportunidad magnífica, el capitán Visay Phaphouvanin manifestó su optimismo en el futuro del equipo.

“He visto lo mucho que hemos mejorado", aseguró el emblemático Phaphouvanin, autor de 18 goles en 48 partidos internacionales. "Hemos demostrado que podemos medirnos de tú a tú con los grandes equipos, como Indonesia, Malasia y Singapur. Ahora debemos trabajar en potenciar las facultades de los jugadores. Sin embargo, nuestras combinaciones y movimientos con el balón y sin él han sido excelentes en esta competición”.

Como excelente ha sido el rendimiento del equipo en los últimos tiempos y excelente el ánimo para afrontar próximos desafíos.