Un rayo de esperanza para Siria
© AFP

El fútbol desempeña un papel muy importante porque une a las personas a pesar de sus diferencias, incluso en los momentos más sombríos. Así, todos los sirios se han volcado con las Águilas Rojas tras la consecución de su primera Copa de Asia Occidental.

Los problemas que azotan al país desde hace dos años han provocado la interrupción del campeonato nacional y su prematura descalificación de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. En este contexto tan complicado, el codiciado título conquistado en Kuwait representa un rayo de esperanza para el fútbol sirio.

Los resultados cosechados por las Águilas Rojas en la Copa de Asia Occidental, que concluyó el pasado 20 de diciembre, se han traducido lógicamente en un ascenso de ocho puestos en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, con lo que ahora ocupan el 136º en la jerarquía mundial y el 20º en la asiática. En este mes de enero de 2013, Siria ha alcanzado su punto más alto en cinco meses. Cabe destacar que el equipo cayó en picado hasta la 150ª plaza en octubre de 2012, el peor registro de su historia.

En alza
Sin embargo, en vísperas del certamen los entendidos ni siquiera concebían que Siria pudiese progresar desde el Grupo C de la Copa de Asia Occidental, en el que estaba encuadrada junto a Irak y Jordania, ambas presentes en la cuarta ronda de los preliminares de la zona asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Para colmo, la preparación de los sirios se limitó a dos amistosos contra Palestina en noviembre que se saldaron con un empate a 1-1 y una derrota por 1-2.

Aunque parecían tenerlo todo en contra, los hombres de Hosam al-Sayed emprendieron su andadura en Kuwait con un empate contra Irak (1-1), antes de dar la campanada ante Jordania (2-1). En calidad de líderes de grupo, las Águilas Rojas se impusieron a continuación a Bahréin en la tanda penal de las semifinales, después de que el encuentro terminara en tablas (1-1).

Ya en la final, y apoyados por su afición, los sirios se llevaron el gato al agua merced a un gol de Ahmad al-Salih en el minuto 73. Con todo, el máximo anotador de Siria en la competición fue Ahmad al-Douny, autor de cuatro de las cinco dianas de su equipo.

El seleccionador, Hosam al-Sayed, declaró a FIFA.com que la victoria en la Copa de Asia Occidental suponía "un gran acontecimiento para el fútbol sirio, habida cuenta de las circunstancias actuales". Y añadió: "Hemos hecho felices a todos los sirios y hemos regresado a la primera plana de la escena regional gracias a este primer título". El técnico también habló de la progresión del combinado en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola: "No habíamos registrado un ascenso desde hace tiempo. Es una buena noticia. Espero que aprovechemos los partidos oficiales y amistosos de 2013 para llegar incluso más lejos".

La vista puesta en el futuro
Los clasificatorios para la Copa Asiática de Naciones de la AFC 2015 serán la ocasión perfecta para que Siria demuestre que este triunfo no ha sido flor de un día. Las Águilas Rojas pugnarán con Jordania, Omán y Singapur por un billete para la fase final. El pistoletazo de salida a su campaña tendrá lugar el próximo miércoles 6 de febrero contra Omán en Mascate.

Desde El Cairo, donde el conjunto está concentrado, al-Sayed compartió con FIFA.com los objetivos de la selección: "Al ganar la Copa de Asia Occidental hemos demostrado que aún hay que contar con nosotros. Vamos a abordar los clasificatorios para la Copa Asiática con más determinación que nunca con el fin de revalidar nuestros buenos resultados".

"Nos ha tocado un grupo difícil, con Jordania y Omán, que siguen en liza en la competición preliminar de la Copa Mundial", añadió el ex internacional. "Singapur también es un rival que hay que tomarse en serio. Todo el mundo tiene una oportunidad. Al final sonreirá probablemente el que menos errores cometa. Nosotros tenemos grandes aspiraciones y la moral alta. Queremos hacerlo bien por nuestro país y demostrar el talento de los jugadores sirios".