Los avances recientes de Escocia y de Gales
© Getty Images

Al asumir el cargo en enero, Gordon Strachan declaró que su nombramiento como seleccionador de Escocia había “tardado 40 años en fraguarse”. El nuevo técnico de la Tartan Army tuvo un estreno inmejorable, al imponerse por 1-0 a Estonia en su primer partido al frente del equipo. Gracias a ese triunfo, Escocia ascendió 5 puestos (hasta el 64º) en la última Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola.

El salto de Gales en el escalafón fue aún más impresionante, al escalar 13 posiciones (hasta la 68ª) tras su victoria por 2-1 sobre Austria, en la que Gareth Bale, el enrachado extremo del Tottenham Hotspur, vio puerta junto con Sam Vokes. De hecho, los galeses no estaban tan cerca de sus paisanos británicos desde el pasado noviembre; después de que ambos combinados se enfrentasen en la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA™ a finales de 2012.

La posición histórica más alta de Gales en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola es la 27ª [agosto de 1993 y febrero-marzo de 1994], mientras que Escocia ocupaba el 13º lugar no hace tanto, en octubre de 2007. Sin embargo, ambas selecciones han vivido momentos más difíciles últimamente, pues ninguna de las dos ha subido más allá del puesto treinta y muchos en los tres últimos años.

Gales, no obstante, fue el “equipo de mayor progreso” en el año 2011, una distinción que se hizo pública poco después de la trágica muerte del entonces seleccionador galés, Gary Speed. El equipo fue subiendo desde su peor posición de la historia (la 117ª) y se aupó nada menos que hasta la 37ª a mediados de 2012, manteniéndose por encima de Escocia durante ocho meses consecutivos. A partir de entonces, sin embargo, los hombres de Chris Coleman sufrieron un bajón como consecuencia de una serie de malos resultados en la competición preliminar de Brasil 2014.

En cualquier caso, los aficionados galeses ven en la magia de Bale por la banda un motivo para el optimismo, ya que el extremo del Tottenham se encuentra en estado de gracia. No en vano, ha metido 10 goles en los 11 partidos que ha jugado en lo que va de 2013, incluido el mencionado ante Austria en el Liberty Stadium.

Rhodes, la esperanza escocesa
Los escoceses, no obstante, también cuentan con su propio estilete letal. Jordan Rhodes suma 8 tantos en 13 partidos en lo que llevamos de año, y totaliza 25 en los 40 encuentros que ha disputado esta temporada. El delantero del Blackburn Rovers recaló en Ewood Park tras su extraordinaria campaña 2011/12 en la tercera división inglesa, donde logró 40 dianas en 46 partidos con el Huddersfield Town. Rhodes metió los dos goles de Escocia en el 1-2 a Luxemburgo en el amistoso de noviembre, y se mostró peligroso saliendo desde el banquillo en el primer partido de Strachan como seleccionador.

Con Rhodes enchufando un gol tras otro con su club, la Tartan Army, sin duda, debería tener esperanzas de sanar un poco su amor propio en una campaña clasificatoria que está dejando mucho que desear. Actualmente, los escoceses son colistas del Grupo A de la zona europea, con sólo 2 puntos en 4 partidos.

“No puedo pedir más de lo que estamos haciendo en este momento”, declaró Strachan al asumir el cargo. “Vamos a aprovechar los encuentros [que faltan] para intentar ganarlos. Mi filosofía es ganar partidos de fútbol, como el Manchester United. Vamos a intentarlo. Lo que sé es que estos chicos, a pesar de las críticas que puedan recibir, son los mejores en lo que hacen. Juegan por Escocia, y tenemos que encontrar un sistema que se adapte a estos jugadores para ganar partidos”.

A la vista de la victoria en su primer encuentro, el llamamiento de Strachan parece haber surtido efecto, y Gales buscará una mejoría similar en su andadura tras un arranque relativamente decepcionante en la fase de clasificación mundialista.

Creo que es un jugador increíble; es uno de los mejores con los que he tenido el placer de trabajar
Chris Coleman, sobre Gareth Bale

De hecho, sus únicos puntos en el Grupo A hasta la fecha los logró en un triunfo sobre Escocia en el Cardiff City Stadium, y todos sus demás encuentros de 2012…se cuentan por derrotas. Pero allí donde esté Bale, hay esperanza para Gales; y para su seleccionador, Chris Coleman.

“Si fuera argentino o brasileño, habría mucha más gente afirmando que se trata de un jugador de talla mundial”, declaró Coleman a la BBC. “Creo que es un jugador increíble; es uno de los mejores con los que he tenido el placer de trabajar. Los futbolistas galeses más grandiosos con los que jugué fueron Neville Southall, Ian Rush y Ryan Giggs; todos ellos jugadores de talla mundial. Para mí, Gareth Bale está a ese nivel”.

“Bélgica y Croacia son las selecciones más fuertes en un grupo muy complicado”, continuó. “Algo gordo tiene que pasarle a esos dos equipos, y alguien tiene que atravesar por una racha buenísima. No estoy diciendo que no podamos ser nosotros; pero sencillamente tenemos que terminar lo más arriba que podamos esta vez, para ir a parar a un grupo más clemente de cara a la Eurocopa”.

La mejoría reciente en el momento de forma de ambas selecciones convierte a su duelo directo del próximo marzo en un encuentro muy apetitoso. Escocia y Gales se verán las caras en el Hampden Park de Glasgow después de que los galeses se impusieran por 2-1 en su feudo en octubre, gracias a dos tantos de última hora de Bale. Ahora, los escoceses confían en que el “efecto Strachan” sirva para mantener a raya al veloz extremo del Tottenham.