Así se hace la clasificación
© Foto-net

Metodología de la Clasificación Mundial Femenina

Aspectos generales

En la Clasificación Mundial Femenina (WWR), los equipos están clasificados de acuerdo con su fuerza real. Uno de los beneficios de este método es que se puede obtener información interesante de la clasificación (o puntos de valoración) de un equipo.

Clasificación Mundial Femenina - Por qué?
  • Promoción del fútbol femenino
  • Evaluación realista: colocar a cada equipo en el lugar que le corresponde
  • Análisis estadístico del estado del fútbol femenino
  • Se otorga la misma importancia al fútbol femenino que al masculino
  • Una base sólida: unos 3,000 partidos desde 1971

Aunque es necesario hacer algunos cálculos matemáticos, el sistema utilizado es relativamente sencillo y permite a todas las partes interesadas seguir los movimientos de los equipos, o incluso calcular la clasificación ellos mismos. El primer partido data de unos treinta años atrás (el primer partido femenino internacional reconocido por la FIFA se disputó el 17 de abril de 1971, entre Francia y Holanda). Esto ha permitido catalogar los datos sobre el fútbol femenino internacional de una manera muy completa.

Clasificación Mundial Femenina de la FIFA - Criterios clave
  • Resultado del partido
  • Partido de ida/vuelta o en terreno neutral
  • Importancia del partido
  • Diferencia entre los equipos en la WWR

Principios básicos del método de clasificación

La fórmula básica de la WWR es, en realidad, muy simple:

nueva WWR = antigua WWR + (real - previsto)

El resultado de un partido se convierte en un valor: "real". Mediante algunas fórmulas, la diferencia de puntos (fuerza) se convierte en el valor "previsto".

Si el valor "real" es mejor, la nueva WWR será más alta que la antigua. Esto es razonable, ya que el equipo habrá alcanzado más de lo que se esperaba. En la valorización, el equipo contrario pierde el mismo número de puntos que su contrincante ha ganado; su resultado "previsto" es mayor que su resultado "real", es decir, por debajo de lo que se esperaba. Una conclusión que puede sacarse de esta regla básica es que los puntos de valoración que un equipo obtiene por una victoria dependen de la fuerza de su contrincante. Una victoria ante un equipo débil contribuye escasamente a una mejor posición en la tabla, mientras que una victoria ante un equipo más fuerte significa un claro incremento del valor en la WWR.

Resultado real del partido

El resultado real del partido se manifiesta en el "Porcentaje real del partido" A.
Evidentemente, la victoria o la derrota son los criterios más importante, pero la diferencia de goles marcados también se tiene en cuenta.

Terreno neutral o ida y vuelta

Para corregir el valor en un caso de una ventaja al jugar en casa, los puntos del equipo anfitrión aumentan por un valor "H". Si echamos una mirada a los resultados podemos comprobar que, históricamente, los equipos se desempeñan mejor en casa que como visitante, el equipo anfitrión obtiene el 66% de los puntos, mientras que el visitante se lleva el 34%. Para neutralizar este efecto, se hace una corrección aumentando la valoración del equipo anfitrión por un valor de 100 puntos (correspondientes a un 64%).

La importancia del partido

Los partidos de competición son un indicador mucho más preciso de la fuerza de un equipo que los partidos amistosos.
Teniendo esto en mente, se introdujo el factor "M" para determinar la importancia del partido, que multiplica la diferencia entre competiciones hasta un factor de cuatro.

Diferencia de puntos de valoración

La diferencia de puntos de valoración entre dos adversarios se utiliza para predecir el resultado del partido. Para cada equipo, el porcentaje previsto del partido "P" se expresa en un valor entre 0 y 1 como una función de la diferencia en los puntos de valoración.
El factor proporcional de los puntos de valoración se elige de manera que los mejores quipos puedan obtener incluso más de 2,000 puntos, mientras que los que entran por primera vez pueden obtener alrededor de 1,000.

Conclusión

Después de establecer formalmente la Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA en el calendario internacional de partidos, y tras la inauguración del Campeonato Mundial del Fútbol Femenino Sub-19 de la FIFA Canadá 2002, la clasificación Mundial Femenina es el proyecto más reciente de la FIFA para impulsar una de las áreas de más rápido desarrollo en el fútbol. La WWR está concebida para presentar una visión completa de la fuerza actual de las selecciones nacionales de fútbol femenino. "El futuro del fútbol es femenino".