Compuesta por 26 cantones, Suiza es el país más montañoso de Europa. Tiene cerca de 7,7 millones de habitantes y consta de cuatro identidades lingüísticas y culturales distintas —alemana, francesa, italiana y romanche— que conforman una singular unidad nacional. En su actual forma, Suiza fue fundada en 1848 mediante la constitución federal de la Confederación Helvética. La sede del gobierno radica en Berna, mientras que Zúrich representa la ciudad de mayor tamaño.

Los veranos en Suiza son templados, e incluso cálidos en los valles del sur, mientras que las temperaturas en invierno suelen oscilar por debajo de los 0º C. Esto es consecuencia de que el país, al no tener litoral, está sometido al influjo de una gran variedad de climas. Suiza es famosa en el mundo por sus numerosas cumbres alpinas, 47 de las cuales superan los 4.000 metros de altitud. De ahí que sea un destino popular de esquiadores y aficionados al snowboarding procedentes de todas las latitudes y figure como la meca absoluta de los deportes de invierno.

Durante los meses de sol más intenso, Suiza también tiene mucho que ofrecer. Además de la enorme diversidad de museos y el sinfín de palacios, iglesias, castillos, monasterios y lugares de interés histórico, merecen un viaje de reconocimiento el Lago Mayor y el romántico Lago de los Cuatro Cantones. El país goza de una incomparable historia cultural, pero también de fascinantes atractivos en ciudades modernas como Zúrich, Basilea, Ginebra, Berna, Lausana y San Galo. 

Además tienen sus sedes en Suiza numerosas asociaciones deportivas internacionales, como el organismo rector del fútbol mundial (FIFA, Zúrich), la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IIHF, Zúrich), la Asociación Internacional de Esquí (FIS, Oberhofen am Thunersee), la Unión Internacional de Patinaje sobre Hielo (ISU, Lausana), así como la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA, Nyon). El Comité Olímpico Internacional (COI) y el Tribunal Arbitral del Deporte (CAS) poseen asimismo sus oficinas centrales en Lausana.

Fútbol en Suiza
Suiza organizó la Copa Mundial de la FIFA en el año 1954. La final entre la RF Alemana y Hungría (3-2) pasó a la historia como "el milagro de Berna". Por otro lado, Suiza fue la coorganizadora junto con Austria de la Eurocopa de la UEFA 2008. Dos años más tarde, en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, la selección suiza fue la única que pudo batir al posterior campeón del certamen, España. En el fútbol juvenil, el país helvético causó sensación en 2009 al coronarse campeón de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA celebrada en Nigeria.

En el fútbol de clubes de la nación alpina ocupa el lugar más destacado el Grasshopper Club de Zúrich, con 27 títulos de liga en su haber, lo que lo convierten en el campeón histórico. En los tiempos que corren, sin embargo, el club de mayor éxito es el Basilea, que entre 2000 y 2010 ha logrado ceñirse la corona cinco veces. El futbolista que más partidos ha disputado con la selección helvética es Heinz Herrmann, que entre 1978 y 1991 vistió 117 veces la camiseta nacional. El goleador más prolífico de la Nati es Alexander Frei, con 42 tantos a su nombre.