Rui Gomes "Un torneo excelente"

El año 2011 fue inolvidable para el equipo sub-19 del FC Porto. Pocos días después de adjudicarse la liga portuguesa de su categoría, los Dragones viajaron a Suiza para participar en el Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars 2011 y acabaron alzando el trofeo. Su entrenador, Rui Gomes, recuerda en una entrevista con FIFA.com la edición de la temporada pasada y asegura que la de este año deparará idénticas emociones.

¿Qué recuerdos conserva del Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars 2011?
Un recuerdo magnífico. Porque ganamos, obviamente, y, además, porque fue uno de los mejores torneos en los que hemos participado, también en cuanto a organización. Desde el primer momento, tuvimos la sensación de que era una prueba muy bien pensada: por el recibimiento que nos brindaron, el cumplimiento que había de los horarios y las condiciones que se pusieron a nuestra disposición. Es un torneo excelente, y ganarlo después de ser campeones de Portugal fue la guinda del pastel.

¿Qué le parece el formato del certamen, con muchos encuentros en dos días?
Los partidos son cortos, pero el torneo es extremadamente intenso. Ya en la primera tarde disputamos tres partidos contra equipos de estilos distintos y en campos con dimensiones diferentes. Eso obliga a una adaptación muy rápida, pero el formato me parece muy bien.

¿Qué importancia tienen estos torneos juveniles de final de temporada?
Pueden servir para varias cosas. Concretar una temporada, al permitir que un grupo que ha trabajado un año entero pueda terminar la campaña compitiendo, de forma intensa, pero con menor carga emocional. Además, también pueden ayudar a preparar la temporada siguiente, al apostar por jugadores sub-18 que ya están en las convocatorias.

Zúrich, Zenit, Young Boys y Besiktas son los adversarios de este año. ¿Con qué objetivos acude el Porto?
Va a ser enormemente complicado. En la final del torneo del año pasado, nos cruzamos con el Zúrich, un equipo fortísimo, que ya jugaba en la segunda división suiza. Este año nos estrenamos precisamente con el Zúrich, y, si el nivel de los demás equipos es similar, va a ser un torneo muy, muy duro. Es difícil trazar un objetivo concreto, porque con este formato todo es posible hasta el último momento. El año pasado, por ejemplo, no nos clasificamos para la final hasta el último minuto del último partido.

Algunos jugadores del equipo que ganó el torneo del año pasado ya están compitiendo en el nivel profesional, y disputan incluso la liga portuguesa. ¿Prevé un futuro similar para los integrantes del plantel actual?
Sin duda. Los mejores de nuestro plantel van a protagonizar grandes carreras, como ya lo hacen algunos de los jugadores que formaban parte del equipo el año pasado. En el fondo, eso es lo que da valor a nuestro trabajo: sentir que contribuimos a la formación de estos jugadores. Nuestro objetivo es abrirles las puertas del fútbol profesional.

¿Cómo analiza la evolución de las categorías inferiores del fútbol portugués?
En mi opinión, la evolución ha sido inmensa. Hay 10 o 20 clubes muy buenos en cuanto a formación en Portugal, y eso se refleja en las selecciones juveniles. Es verdad que muchos de los jugadores que terminan su formación no están inmediatamente preparados para jugar al nivel que exigen los principales clubes portugueses. Pero los grandes logros, como el subcampeonato de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, son una ayuda enorme.