Ediciones anteriores
© Foto-net

El FC Blue Stars, histórico club de la ciudad suiza de Zúrich, organiza desde 1939 este prestigioso campeonato juvenil. Bajo el nombre de "Torneo Blue Stars", esta competición que reúne a los jóvenes talentos más prometedores del planeta ha ido creciendo en popularidad y reconocimiento década tras década. La FIFA asumió su patrocinio en 1991, y cuatro años más tarde el certamen asumió su denominación actual: "Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars". Desde hace tiempo, clubes de gran solera procedentes de prácticamente todos los rincones del mundo participan en este certamen.

Después de que las ocho primeras ediciones, disputadas entre 1939 y 1946, se las adjudicaran en su totalidad equipos suizos, tres conjuntos austríacos se repartieron los triunfos en los cuatro años siguientes. A partir de ese momento, el torneo fue adquiriendo un cariz cada vez más internacional. Prueba de ello es que hasta comienzos de la década de 1980, clubes como el Estrasburgo, el AC Milan, el TSV 1860 Múnich, el Borussia Dortmund y el Atalanta Bérgamo tocaron el cielo alpino.

Entre 1980 y 1999 también se proclamaron campeones el AS Roma, el Inter de Milán, el Cremonese, el Celtic de Glasgow, el FK Sarajevo, el Real Madrid, el FC Barcelona, el Spartak de Moscú y el Benfica de Lisboa. Entre tanto, otras entidades locales como el Grasshopper Club de Zúrich o equipos de distintos puntos del país como el BSC Young Boys, el Lausana Sports y el Basilea, alzaron asimismo el codiciado trofeo.

Pero si hay alguien a quien se le ha dado especialmente bien este torneo ha sido a los conjuntos ingleses. El Manchester United se lo llevó a sus vitrinas en 16 ocasiones hasta 1999, así como el Birmingham City, el Arsenal, el Chelsea y el Nottingham Forest. A partir de 1999, fueron los equipos sudamericanos los que más veces se ciñeron la corona.

1999: el Sao Paulo desata pasiones
Pese a los intensos chubascos, el Sao Paulo y el FC Zúrich lograron brillar y distinguirse como los dos cuadros más destacados del campeonato gracias a su magia con el esférico en los pies y a una plantilla extraordinariamente aguerrida. Nada menos que 11.000 espectadores se dieron cita en el estadio Letzigrund para presenciar la final, donde el laureado club brasileño se impuso al helvético en la tanda de penales, convirtiéndose así en el primer ganador no europeo en la historia del Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars. Entre los participantes hubo un representante de Nigeria, el Abuja Unity Boys FC.

2000: implacable defensa del título
De nuevo el Sao Paulo fue el vencedor de la competición y de nuevo los jóvenes brasileños decantaron la final a su favor desde los once metros. Esta vez fue el Valencia, afamado equipo español, quien hubo de conformarse con la segunda posición. El Benfica de Lisboa completó el pódium, mientras que el Bayern de Múnich y dos equipos de Zúrich, el Grasshopper Club y el FC Zúrich ocuparon los escalones cuarto, quinto y sexto, respectivamente.

2001: tercera consecutiva para Brasil
Bajo un sol espléndido y ante una afluencia de público imponente, el Gremio de Porto Alegre, representante brasileño, pasó por encima de sus rivales y se ciñó merecidamente la corona. En la final goleó al Grasshopper Club por 3-0, el resultado más abultado en el partido decisivo desde 1986, cuando el Celtic de Glasgow aplastó al Aston Villa por 4-0.

2002: triunfo para Boca Juniors
La edición 64ª del certamen estuvo marcada por la celebración de la Copa Mundial de la FIFA de Corea y Japón 2002. El Comité Organizador invitó a Zúrich a equipos de todos los países campeones del mundo, así como de las dos naciones anfitrionas del mayor evento futbolístico del planeta. Con una afición entregada y emocionada ofreciéndole todo su aliento, el gigante argentino Boca Juniors ganó en la final al Gremio de Porto Alegre gracias a un precioso gol de libre directo. El tercer clasificado fue el Lazio de Roma, seguido del Le Havre. Las selecciones de Japón (6º), Uruguay (9º) y Corea (10º) quedaron por encima del Manchester United (11º).

2003: contraataque europeo
Al año siguiente, el Boca Juniors volvió a meterse a la grada en el bolsillo, pero no logró pasar de una discreta quinta plaza. La gloriosa era sudamericana llegó a su fin, ya que esta vez la fortuna sonrió al AS Roma. En una final inolvidable, en la que los tres goles fueron de cabeza, los jóvenes romanos derrotaron por 2-1 al Celta de Vigo español.

2004: feliz aniversario para el "ManUnited"
Justo 50 años después de su primera aparición en el Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars, el Manchester United puso punto y final a su sequía de títulos y volvió a alzar la copa tras más de 20 años sin hacerlo. En la final contra el FC Zúrich, los muchachos ingleses igualaron a uno el marcador a pocos minutos de la conclusión del encuentro y, posteriormente, se impusieron en la tanda de penales.

2005: de nuevo los Diablos Rojos
El Manchester United fue capaz de revalidar el entorchado al año siguiente. Venció en la final al AIK Estocolmo sueco y rubricó así su 18ª copa, lo que, probablemente, quedará como un récord para la posteridad. El Maccabi Haifa de Israel y el FK Flamurtari, de la antigua zona de administración especial de la ONU de Kosovo (República de Kosovo desde 2008) debutaron en el Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars.

2006: triplete suizo
Con motivo de la reconstrucción del recinto de Letzigrund, el torneo de 2006 se celebró en el estadio Hardturm. Por primera vez desde 1972, el duelo final lo protagonizaron dos equipos helvéticos. El Grasshopper Club de Zúrich se impuso en su propia cancha al Young Boys de Berna por 1-0. Pero la verdadera sorpresa corrió a cargo de los jóvenes representantes del FC Blue Stars de Zúrich, que se encaramaron hasta la tercera posición y, de esta manera, celebraron su mejor clasificación desde 1967.

2007: la copa viaja a Belgrado
El torneo, escenificado por primera vez en las instalaciones deportivas de Buchlern, volvió a ser un éxito rotundo. En unas semifinales muy igualadas, el Partizán de Belgrado eliminó al Hamburgo y el FC Zúrich se deshizo de su vecino el Grasshopper Club. En la final, el Partizán decantó la balanza a su favor frente a los suizos en la tanda de penales.

2008: el FC Zúrich se corona
Sin embargo, al año siguiente, fue el FC Zúrich quien se llevó el gato al agua. Con un elenco de contendientes nuevamente espectacular y que por primera vez se completó con dos equipos extranjeros más, lo que aumentó la cifra hasta diez participantes, el bloque local logró la victoria ante otro club nacional, el Basilea. El bronce fue para el Manchester United, que quedó por encima del Hamburgo, el Villarreal, el Flamengo, el AEK de Atenas, el Partizán de Belgrado, el FC Blue Stars y el Grasshopper Club.

2009: Schürpf guía al Basilea hasta la cima
En esta edición, la copa volvió a quedarse en Suiza. Liderado por un sensacional Pascal Schürpf, que fue nombrado mejor jugador del torneo, el Basilea venció en la final al Grasshopper Club. El Real Madrid fue sexto, mientras que el Beijing Guoan FC, club de la RP China, logró la octava plaza.

2010: el Boca Juniors vuelve a la carga
Presente por primera vez desde 2004, Boca Juniors saboreó de nuevo las mieles del triunfo. El sobresaliente club argentino, que salió airoso en el duelo final frente al FC Zúrich, tuvo mucho que agradecer a Ramiro Fernando Martínez, elegido a la postre mejor arquero del torneo. El premio Fair-Play fue para el Kaizer Chiefs, que recorrió un largo camino desde Sudáfrica para acudir a la cita suiza.

2011: Porto, en los penales
El conjunto portugués dominó la competencia de principio a fin, aunque debió recurrir a una dramática definición con remates desde el punto del penal para superar al FC Zürich en la final. Los flamantes campeones contaron con el talento de Christian Twasam quien, además de marcar tres goles en dos días, se llevó a casa el Balón de Oro de adidas al mejor futbolista del torneo. Kristian Tijan Kalina, del Dinamo Zagreb, fue destacado como el mejor portero mientras que Maccabi Haifa se llevó el Premio Fair Play.

2012: FC Zúrich se prueba la corona
Grasshopper se impuso en una final con sabor suizo en 2006, pero perdió en esta edición frente al FC Zúrich. Bien organizados y con gran manejo del balón, los chicos del FCZ emergieron como claros favoritos al título desde su primer partido y definieron la final con tantos de Fabio Schmid e Imren en el segundo tiempo (2-0). Zanit terminó en la tercera colocación tras vencer al TP Mazembe, que fue señalado por todos como uno de los equipos más entretenidos del certamen.

2013: FC Zúrich retiene la corona
En una final de claro color local, el conjunto zuriqués se impuso con comodidad al Botafogo brasileño por un incontestable 5-0 (4-0 al descanso) y conquistó el título por segundo año consecutivo. Además, Thierry Ursprung, guardameta del FC Zúrich, recibió el Guante de Oro de adidas al mejor portero del certamen tras no conceder ningún gol en cinco partidos y detener un penal en la final. En la 75ª edición de torneo, se estableció un nuevo récord de asistencia con 14.300 aficionados en la final.