La función del emblema oficial en cada una de las competiciones de la FIFA consiste en transmitir el espíritu y dinamismo del fútbol junto con las características del país anfitrión. Incluso antes de la inauguración del certamen, el emblema oficial sirve de puente entre los organizadores y el público, por lo que debe ser reconocible instantáneamente y aparecer en todas las publicaciones, en certámenes asociados y en los productos comercializado.

Emblema oficial de la Copa Mundial de la FIFA 2010

Un símbolo de esperanza
El 7 de julio de 2006, se presentó el emblema oficial de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en una vibrante ceremonia celebrada en el Tempodrom de Berlín. Molefi Oliphant, Presidente de la Federación Sudafricana de Fútbol, resumió perfectamente la situación: "Nosotros (Sudáfrica) recibimos el testigo de manos de Alemania, como en una carrera de relevos, y ahora nos toca correr nuestra posta".

El emblema refleja la energía y el vigor del continente africano. Su motivo principal, la figura del futbolista sobre la forma de África, está inspirado en las pinturas rupestres de Khoi-San, un símbolo de su profunda y antigua historia. En la presentación del emblema, Thabo Mbeki, el Presidente de la República, declaró: " Queremos ofrecer la imagen de la nueva Sudáfrica, progresista y dinámica".

La imagen de 2010 es incomparable, enérgica y llena de vida. Ofrece un compendio gráfico del continente africano y, a la vez, profundiza en el rico, pintoresco y original patrimonio de Sudáfrica, que le sirve de inspiración.

La figura evoca las antiquísimas pinturas rupestres que también han dado fama al país. Está representada en plena chilena, justo en el momento de conectar el balón con un estilo que simboliza a la perfección la belleza y la magia del fútbol africano.

La figura, expresiva, inconfundible y llena de energía, irradia una inherente pasión por el deporte rey. Está lanzando el balón al cielo: una invitación de África a todas las naciones del mundo para que se unan a la fiesta del fútbol.

El balón es la representación moderna de una pelota de fútbol. Transmite la idea de que pertenece a la FIFA y de que, después de viajar a lo largo y ancho del planeta, tocará por primera vez en la historia la tierra africana.

El fondo lleno de color sobre el que destaca la figura representa la bandera nacional de Sudáfrica. Las franjas de color parten del sur del continente, se extienden hacia el norte y se despliegan por el mundo. Representan la energía, la diversidad y la ardiente pasión de nuestro país, y simbolizan el resurgir de la nación del arco iris.

El tipo de imprenta utilizado es una creación original. Refleja nuestra personalidad y reafirma la idea de que en Sudáfrica lo hacemos todo de una forma excepcional y original. Es festivo, sencillo y evocador. Al mismo tiempo es enérgico, cálido y cordial.

El logotipo posee un carácter festivo y un ritmo vigoroso.