El Día Internacional de la Mujer celebra hoy su centenario. Se trata de un importante hito dentro de la lucha por que las mujeres ocupen su lugar legítimo en la sociedad; una pugna que en ocasiones ha sido difícil y ha requerido perseverancia.

Las mujeres también han tenido que luchar por obtener el reconocimiento y la igualdad de derechos en el deporte. Como organismo que asume su responsabilidad y además marca la pauta en el fútbol internacional, la FIFA procura utilizar el poder del fútbol para generar un cambio social positivo, especialmente en los ámbitos de la salud y la educación. Hoy, gracias a nuestra labor de desarrollo, que venimos realizando por todo el mundo de manera constante y adaptada a las necesidades concretas, las chicas y las mujeres ya pueden jugar al fútbol en los países y culturas de todo el planeta. A millones de chicas, jugar al fútbol les aporta confianza en el plano personal, así como aptitudes, salud, un entorno social seguro, y libertad con respecto a los límites de las normas sociales. La FIFA invierte en el desarrollo del fútbol femenino y mantiene su compromiso de crear oportunidades para que las jugadoras, entrenadoras, árbitras y directivas lleguen a participar activamente.

Siempre hemos creído que el futuro del fútbol se conjuga en femenino. Gracias a nuestro intenso trabajo y a nuestro modo coherente de enfocar el desarrollo, ahora podemos recordar nuestro considerable éxito en ese ámbito y, asimismo, mirar hacia el porvenir con una sensación de confianza. Este año 2011 también marca un jalón para las mujeres en el fútbol, ya que se celebra el 20º aniversario de la primera edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA. Dado que la inversión ha ido creciendo con el paso de los años desde el fútbol base hasta la élite, es apropiado que el fútbol femenino alcance la mayoría de edad y lo celebre a lo grande en esta sexta edición de la máxima competición futbolística femenina, que se disputará en Alemania del 26 de junio al 17 de julio.