Fundación FIFA

Cuando los jóvenes se convierten en mentores y modelos a seguir

KICKFAIR a Football for Hope partner
© Others

La educación es una parte importante del desarrollo humano, pero no siempre se accede a ella con las mismas oportunidades. La organización alemana KICKFAIR se ha fijado la tarea de ayudar a los jóvenes desfavorecidos –pero no sólo a ellos– con ofertas específicas y utilizando el fútbol callejero como vehículo transmisor en el proceso de formación. Está presente en unos 40 emplazamientos de toda Alemania.

El resultado es un proyecto educativo bien pensado y basado en proyectos de fútbol callejero por todo el país. El objetivo principal es que los jóvenes y niños asuman su responsabilidad como los llamados “Líderes Juveniles” lo antes posible y, al mismo tiempo, sirvan como ejemplo para los que todavía son unos años más jóvenes. Por ejemplo, los niños de 12 y 13 años, apoyados por el personal de KICKFAIR en sus escuelas, organizan torneos de fútbol para niños de 10 y 11 años, quienes, a su vez, un año o dos más tarde, se convertirán en organizadores.

¿Cómo perciben su experiencia los “Líderes Juveniles”?

¿Pero cómo se consigue una buena repercusión?

“Nuestro objetivo es hacer posible el aprendizaje, no impartir conocimientos”, explica Steffi Biester, quien, junto con Jochen Fäll, es responsable de la dirección general de KICKFAIR. “El fútbol es un fenómeno que va más allá del propio deporte. El fútbol es muy atractivo para nuestros jóvenes; despierta grandes emociones”.

“Los niños y niñas juegan juntos, negocian las reglas antes de cada partido y discuten sobre su cumplimiento tras el partido en la zona de diálogo. A los puntos, el juego limpio cuenta tanto como los goles marcados”. Así define KICKFAIR su idea fundamental sobre el fútbol callejero.

Otros componentes del concepto KICKFAIR:

  • Mediación en el fútbol callejero: Los jóvenes son utilizados como mediadores en los partidos
  • Organización y realización de eventos: Los jóvenes planifican partidos y torneos
  • Mentores y Líderes Juveniles: Como mentores, los jóvenes de más edad sirven como modelos a seguir al grupo objetivo
  • Entendimiento internacional y aprendizaje global: Intercambio con organizaciones asociadas de todo el mundo
  • Comprensión y diálogo en el propio entorno: Talleres y jornadas sobre el tema de la diversidad para jóvenes con distintos perfiles y procedencias

“El fracaso forma parte de un proceso de aprendizaje. Lo crucial es: ¿Cómo puedo lidiar positivamente con esta experiencia? Esto es lo que muchos de nuestros jóvenes oyen por primera vez, que el fracaso puede ser algo positivo”, añade Biester. Todos los jóvenes tienen las mismas oportunidades de desarrollar su potencial personal y profesional. En KICKFAIR lo tienen muy claro, y eso es precisamente lo que quieren promover.

Notas recomendadas