Fundación FIFA

'Kicken ohne Grenzen', el fútbol como vía de acceso al mercado laboral

Kicken ohne Grenzen, un programa que trabaja con jóvenes de Viena
  • Kicken ohne Grenzen es un programa que trabaja con jóvenes de Viena
  • Su iniciativa ‘Fútbol +’ busca ayudarles a acceder al mercado laboral
  • El programa recibe fondos de la Fundación FIFA

El fútbol es el deporte más popular del mundo y genera una fascinación que trasciende el terreno de juego. Cada vez más, el poder del balompié se utiliza para llegar a personas que pueden necesitar apoyo, como ocurre en Austria con la iniciativa Kicken ohne Grenzen (Fútbol sin fronteras).

Dado que en torno al 11% de los jóvenes de Viena, la capital de Austria, entre ellos numerosos inmigrantes, no estudian ni trabajan, el programa Kicken ohne Grenzen tiene el objetivo de ayudarles a acceder al mercado laboral.

La iniciativa consiste en una sesión semanal de entrenamiento futbolístico denominada ‘Fútbol +’ y diseñada para ayudar a los jóvenes jugadores a adquirir capacidades y valores —como la confianza, el espíritu colectivo, el liderazgo, la gestión de la frustración y de los conflictos y la igualdad de género— que pueden resultarles de utilidad en su vida profesional. Los ejercicios balompédicos están pensados para estimular el potencial de aprendizaje de los participantes.

Kicken ohne Grenzen en pocas palabras

  • Fundación: 2015
  • Empleados: unos 20
  • Equipos: 4 (un equipo infantil, dos equipos para chicos de a partir de 14 años, un equipo para chicas de a partir de 14 años)
  • Jóvenes participantes: unos 120
  • Con el apoyo de la Fundación FIFA, entre otros

“Recurrimos al fútbol para llegar a los jóvenes a los que no resulta fácil llegar mediante la oferta educativa convencional, dado que no tienen acceso a ella o les ha reportado malas experiencias”, declara Karina Lackner, una de las responsables del programa. “Deben convencerse de que existe para ellos la posibilidad de reincorporarse al sistema laboral o formativo”, añade.

Lackner ha podido constatar que el deporte hace que los jóvenes introvertidos y tímidos “se abran y desarrollen su confianza y espíritu colectivo”. La exigencia es considerable, ya que cada una o dos semanas se disputan partidos amistosos o torneos, con la colaboración entre otros de la policía vienesa y el Rapid de Viena, el club más laureado del fútbol austriaco.

“Se dan cuenta de que en el fútbol se les toma en serio, lo que tiene repercusiones también en su vida lejos del terreno de juego, donde tratan de tomar el control de su existencia y gestionar mejor su día a día, especialmente en el caso de las mujeres”, continúa Lackner.

Como no podía ser de otro modo, Kicken ohne Grenzen quiere seguir creciendo, pero los responsables de la iniciativa han decidido que, además del aumento de las capacidades del programa, su objetivo debe ser principalmente “potenciar la calidad y calado de aquello que ofrecemos”.

Notas recomendadas