Desarrollo

Nuevas prioridades de desarrollo para las asociaciones miembros de la FIFA

FIFA President Joseph S. Blatter in Mauritania
© FIFA.com

Tras la aprobación en marzo de 2013 de la nueva normativa para el desarrollo por parte del Comité Ejecutivo de la FIFA, las actividades de desarrollo del fútbol alcanzarán un nuevo hito gracias a PERFORMANCE: el programa de la FIFA para la gestión futbolística.

Revisión organizativa y técnica, marketing (especialmente actividades destinadas a generar ingresos), estrategia y planificación, ayuda en tecnologías informáticas y competiciones son actualmente las cinco áreas más importantes de asistencia a las asociaciones miembros, según las últimas conclusiones de Performance.

Tras la fase piloto efectuada en 2009 y 2010, la FIFA instituyó oficialmente Performance en 2011, con el objetivo de posibilitar que las asociaciones miembros mejoraran la calidad general de su gestión a través de la puesta en marcha de soluciones y servicios específicos.

“Con la implantación en 1999 del Programa de Asistencia Financiera y del Programa Goal, la FIFA pudo proporcionar ayuda a las asociaciones miembros en el área de las infraestructuras. Performance va un paso más allá en la planificación y aplicación de soluciones concretas y a largo plazo, para que las asociaciones miembros financien y gestionen sus operaciones futbolísticas diarias de la mejor manera posible”, ha declarado Thierry Regenass, Director de Asociaciones Miembros y Desarrollo de la FIFA.

Para finales de 2012, Performance ya se había puesto en funcionamiento en 127 asociaciones miembros, y la Comisión de Desarrollo de la FIFA aprobó otras 12 beneficiarias en marzo de 2013. La AFC encabeza la distribución general de las iniciativas de Performance, con 36, seguida de la CAF (28), la UEFA (27), la CONCACAF (17), la OFC (11) y la CONMEBOL (8). Un total de 256 actividades de Performance, sobre todo centradas en misiones y seminarios de orientación y asesoramiento, se llevaron a cabo durante 2011 y 2012. El programa ampliará su alcance durante 2013 y 2014. El presupuesto de Performance para el ciclo financiero 2011-2014 asciende a 35.000.000 de USD, en los que se incluyen 20.000.000 de USD dedicados a financiar directamente a los miembros participantes, en forma de incentivos.

“Mientras que actividades específicas en la esfera de la revisión organizativa y técnica han suscitado una gran demanda en el pasado más reciente, desde 2012 llevamos notando más necesidad de ayuda en el terreno de la administración de las tecnologías informáticas, la formación para la alta gestión, la organización de partidos, la gestión financiera y las comunicaciones”, añade Regenass.

Abundan los ejemplos positivos: un programa de ayuda Performance se puso en marcha coincidiendo con la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2011 en Colombia, de manera que permitió a los directivos de la Asociación Colombiana de Fútbol transmitir y adaptar a su liga nacional las mejores prácticas empleadas durante el certamen, incluido un sistema electrónico de venta de entradas.

Otra de las actividades más destacadas de Performance en Sudamérica ha sido la instalación de un clúster de tecnologías de la información en ocho asociaciones miembros (Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela), que para principios de 2014 habrá contribuido al establecimiento de una plataforma informática para la provisión de las operaciones diarias. Una iniciativa similar se ha puesto en marcha en el centro de Asia, con ocho asociaciones miembros (Bahréin, Irak, Jordania, Kuwait, Omán, Palestina, Arabia Saudí y Yemen) actualmente en fase de ejecución.

“Tras un análisis exhaustivo de la situación en la que se encontraban las tecnologías de la información en nuestras asociaciones, llegamos a la conclusión de que nos esperaban retos muy parecidos. Por consiguiente, el proyecto de tecnologías de la información que se ha llevado a la práctica a través de Performance se ha convertido en una herramienta fundamental para homologar la estructura de datos, mejorar la infraestructura informática general de nuestras asociaciones, generar sinergias entre los directores de Tecnologías de la Información y desencadenar un cambio de actitud hacia la innovación tecnológica”, comenta Álvaro Mederos, Director de Tecnologías de la Información de la Asociación Uruguaya de Fútbol y coordinador local del proyecto del clúster de tecnologías de la información.

También África se ha beneficiado del programa Performance. La Asociación Mauritana de Fútbol ha dado un importantísimo paso adelante con el establecimiento de una unidad de televisión interna, que permitirá grabar los partidos de fútbol nacional y producir un programa semanal que se emitirá en la televisión del país. "Ahora disponemos de una unidad de producción televisiva, una de las primeras en su género en África", ha explicado el Presidente de la Asociación Mauritana de Fútbol (FFRIM), Ahmed Ould Yahya.

"Firmamos un contrato con la compañía nacional de radiotelevisión y emitimos partidos cada semana. Esto ha aumentado el relieve del fútbol, porque lo ve mucha más gente, y está cambiando la imagen de nuestro deporte en el país".

Otro caso notable es el de Etiopía: tras los gravísimos problemas internos que atravesó en 2008, la Asociación Etíope de Fútbol se benefició de un proyecto piloto general de Performance, que contribuyó a optimizar tanto las estructuras de gestión como las de desarrollo técnico. Después de la impresionante clasificación de Etiopía para la Copa Africana de Naciones 2013, 31 años después de su última participación en la fase final, un plan de marketing puesto en marcha en el ámbito de Performance condujo a un histórico contrato de patrocinio con una empresa de bebidas internacional.

Como resultado de la aprobación de la nueva normativa de la FIFA para el desarrollo, Performance se centrará en ayudar a las asociaciones miembros a reforzar su gestión financiera, con el objetivo de apoyarlas a cumplir con la calidad requerida en los campos del gobierno financiero y la gestión.

La normativa mencionada entrará en vigor a partir del 1 de julio de 2013, y se requerirá su total cumplimiento para el 1 de enero de 2015, como fecha tope.

Explora este tema

Notas recomendadas