Fundación FIFA

Slum Soccer, una fábrica de sueños en la India

India's Slum Soccer programme
© Others
  • Slum Soccer está cambiando las vidas de personas marginadas en la India
  • “Sólo les pedimos que pateen un balón, algo simple y terapéutico en sí mismo”
  • La Fundación FIFA presta su apoyo a la organización

“Slum Soccer existe para fomentar el desarrollo sostenible dentro de poblaciones de la India que, de lo contrario, estarían marginadas. Creemos que el deporte y el fútbol ofrecen intrínsecamente una serie de competencias transferibles para el desarrollo social; a través de la creación de equipos, la aceptación y la disciplina. Lo único que les pedimos es que den patadas a un balón. Ese simple acto es terapéutico en sí mismo”.

Es una filosofía sencilla, pero el programa de la organización india Slum Soccer, respaldada por la Fundación FIFA, la ha llevado a cabo con gran éxito. Durante la última década, Slum Soccer ha tenido un impacto positivo en unos 70.000 jóvenes de gran parte de la segunda nación más poblada del planeta.

Lo que empezó como unas sencillas sesiones de fin de semana se ha convertido en completos campamentos de entrenamiento futbolístico, en talleres educativos y de atención sanitaria, y en programas de desarrollo social. Los participantes normalmente proceden de algunos de los grupos demográficos más marginados de la India; incluidas las personas sin hogar, adictos en rehabilitación, niños que habitan en barrios de chabolas, etc. Slum Soccer trabaja en múltiples áreas, con diversos programas especializados para chicas jóvenes, niños sordos o líderes juveniles, entre otros.

Tal ha sido el impacto de Slum Soccer que su programa ganó el primer Premio de la FIFA a la Diversidad, en 2016. El fútbol posee el poder de cambiar vidas, y Slum Soccer cuenta con innumerables ejemplos vivientes al respecto.

Nikhil Fuse, participante en el programa de Slum Soccer, es uno de esos ejemplos: “He sido excluido, desatendido y no respetado por mi propia comunidad simplemente porque no soy como ellos”, afirmó. “El fútbol me ha ofrecido un camino para salir de esta adversidad”.

“Ahora tengo más confianza en mí mismo, y he adquirido el conocimiento de cómo dirigir una buena sesión de fútbol. Definitivamente no soy el mejor futbolista, pero ahora estoy cambiando el fútbol en mi comunidad”, sentenció.

Explora este tema

Notas recomendadas