Brasil disputará por tercera vez consecutiva una final de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA después de superar a Portugal por 5-4 en la primera semifinal de Marsella 2008. Andre consiguió una tripleta que mantuvo a la Seleçao en el partido, antes de que Bruno llevara a los suyos a una trabajada y sufrida victoria.

El propio Andre puso por delante a Brasil a los diez minutos, pero Madjer igualó para Portugal al comienzo de la segunda parte. Belchior, después, le dio la primera ventaja al equipo de Zé Miguel, aunque Benjamin tardó pocos segundos anotar el 2-2, tras de escaparse de su marcador y ejecutar un gran remate. Pero en el último minuto del segundo periodo Torres volvió a adelantar a los europeos.

La arenga de Alexandre Soares a los suyos antes de los últimos diez minutos surtió efecto rápidamente, al igualar la contienda por medio de Andre. Portugal respondió rápidamente con un tanto sublime de Alan, pero Andre completó su tarde soñada al nivelar otra vez la contienda.

Todo hacía presagiar un desenlace apretado, y así fue: Bruno desniveló la balanza a favor de Brasil con un disparo desde larga distancia a dos minutos del final, dejando a su selección otra vez a las puertas de la gloria.