La selección de Italia derrotó a España en los penales (4-4, PEN 1-0) de la segunda semifinal de la Copa Mundial de la FIFA Beach Soccer de la FIFA y se enfrentará a Brasil en la final de Marsella 2008. Roberto Pasquali fue crucial para el triunfo de los suyos tras mantener a Italia dentro del partido en el último periodo y mantener el 4-4 en el tiempo reglamentario.

Amarelle golpeó primero para España a los dos minutos, pero un gran esfuerzo realizado por Massimiliano Esposito y Simone Feudo consiguieron dar la vuelta al marcador y acabar por delante al final del primer periodo. Javi Álvarez igualó sólo 50 segundos después de la reanudación. España siguió dominando el partido y justo antes del final de la segunda parte, Javier Torres, hacia el 3-2 para la Roja.

La actuación de Roberto Pasquali comenzó a destacar con una gran volea que sorprendió a España y restauró el empate para la última parte. Amarelle colócó de nuevo por delante a los españoles con un sensacional tanto, pero Pasquali volvió a igualar poco después, cuando todo parecía que el triunfo caía a favor de la Roja.

En el tiempo extra, España dispuso de dos ocasiones que no supo concretar y se llegó a la suerte de la tanda de penales. En esta ocasión, la fortuna no estuvo de parte de Amarelle, que marró el primer penal para España y dio la oportunidad a Esposito de dar la victoria a la Azzurri y llegar a su primera final de un Mundial de Beach Soccer.