La selección de Portugal concluyó en la tercera plaza de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA después de imponerse a España en el duelo ibérico por 5-4. Madjer fue la gran figura del partido, con tres goles, para llevar a los suyos al podio de Marsella 2008.

Pese a que España comenzó fuerte con dos disparos a portería, Portugal fue la que golpeó primero con el tanto de Madjer a los tres minutos. Pero la Roja no tardó en reaccionar por medio de su capitán y mejor jugador Amarelle, quien igualó la contienda cinco minutos del epílogo del primer tiempo.

Los lusos volvieron a sorprender a España en la reanudación con el gol de Birlo, que volvía a desequilibrar el marcador (2-1). Los pupilos de Joaquín se volcaron al ataque y tuvieron hasta cinco ocasiones de anotar, pero justo antes del final, Amarelle ponía de nuevo la igualdad (2-2), a falta de los últimos 12 minutos de partido.

En un tercer periodo muy reñido, el capitán de la Roja Amarelle adelantó a los suyos por primera vez (2-3), al anotar su tercer tanto. Pero poco le duró la alegría a los españoles, porque la figura de Madjer volvió a emerger para dar la vuelta al marcador en dos minutos y enfilar el partido a favor de la Seleçao. Cuando España se fue al ataque con toda su artillería, Torres aprovechó la ocasión para ampliar a 5-3, y tomar una renta de dos goles a poco para el final, insalvable para los españoles pese a que Nico recortó antes del pitido final (5-4).

Portugal vuelve a estar entre las mejores selecciones de Beach Soccer del mundo después del segundo puesto de 2005 y el cuarto de 2006. Para España, pese a la derrota, la cuarta plaza supone la mejor clasificación en la historia de las Copas Mundiales.