"Me gusta hablar con los jugadores antes de un partido. Me gusta motivarles y ayudarles a encontrar el planteamiento más apropiado. El trabajo de un entrenador consiste en tranquilizar a sus jugadores y a sí mismo. Queremos agradecer a nuestra asociación de fútbol que haya confiado en nosotros. Y yo quiero dar las gracias también a nuestro portero, que sobresalió en todas las situaciones difíciles, como en la lotería de los penales. El primer paso ya está dado, ahora nos espera otro encuentro dificilísimo", Ramón Raya, seleccionador de México.

"Nos ha salido mal porque no hemos sabido marcar un segundo gol. En el resultado han influido un montón de cosas. No hemos jugado mal, pero hemos cometido demasiados fallos en la definición de las jugadas y también en la construcción del juego. Es la ley de este deporte: hay que aprovechar al máximo las ocasiones creadas; no sirve de nada lamentarse si no se consigue", Amarelle, ayudante técnico de Ucrania.