Tahití se impuso a Venezuela por 5-2 en el duelo de debutantes absolutos en la competición, en un partido que, por el Grupo C, cerró la segunda jornada de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rávena 2011.

La Vinotinto arrancó el primer período dispuesta a dictar el desarrollo del juego, y esa actitud casi le da réditos de arranque. Sin embargo, fueron los oceánicos los primeros en ver puerta gracias a la conquista de Zaveroni. Claro que la alegría les duró poco, ya que tan solo dos segundos después, Edgar restableció la paridad con un gran disparo tras el saque de medio.

Los tahitianos, no obstante, parecieron encontrar los caminos al arco venezolano y dejaron una mejor imagen hacia el final de la etapa inicial, aunque recién pudieron vulnerarlo otra vez en el segundo tiempo por cortesía de Bennett. De allí hasta el descanso fue casi todo de los isleños, quienes ampliaron su ventaja con dianas de Amau y Zaveroni.

Aquel descuento de Longa cerca del epílogo del período sembró un manto de dudas de cara al último tercio del encuentro, que fue parejo aunque ambos equipos carecieron de puntería. De hecho, Tahití debió esperar hasta el minuto 32’55 para, a través de un tiro libre directo de Labaste, sentenciar el pleito a su favor.

Por la segunda jornada de la zona, a jugarse el próximo domingo 4 de septiembre, Tahití se enfrentará a la poderosa Rusia y Venezuela hará lo propio con Nigeria.