"No hemos jugado bien. El equipo ha cometido muchos errores, sobre todo en defensa, pero estamos muy orgullosos de habernos metido en la final. El Salvador tiene un conjunto fantástico y jugadores buenísimos. Ahora esperamos confiados el resultado de la otra semifinal, con la certeza de que, nos toque el rival que nos toque, será un gran partido", Mikhail Likhachev, seleccionador de Rusia.

"Sabíamos que iba a ser difícil. Rusia tiene un equipo excepcionalmente organizado, pero ha sido la concentración lo que ha marcado la diferencia. Para mañana tenemos que recuperar un poco de energía mental, porque vamos a necesitarla. En el segundo periodo habríamos podido recortar mucho terreno, pero el rival ha resistido muy bien nuestros ataques. Posiblemente nos haya faltado trabajar un poco más en equipo. Pese a todo hemos recibido una gran lección, que aprovecharemos en el partido por el tercer puesto, porque queremos jugar al máximo", Rudis González, seleccionador de El Salvador.