Pese a una primera fase impecable en la que quedó primera de su grupo con tres victorias en tres partidos y la mejor diferencia de goles de todos los participantes en esta Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA de Rávena, Portugal ha necesitado llegar a los penales para eliminar a Senegal y plantarse en las semifinales.

El combinado luso comenzó el partido por debajo del marcador gracias a un buen arranque de Senegal, que puso el 0-1 en el marcador por medio de su goleador Koukpaki. Sin embargo, unos segundos después llegaba el gol de la igualada para Portugal, que terminaría este primer periodo 3-1 por delante gracias al juego de sus estrellas, sobre todo Belchior y Madjer, autores de los dos primeros tantos lusos.

Sin embargo, Senegal no había dicho, ni mucho menos, su última palabra, y a comienzos del segundo periodo consiguió empatar el partido gracias a dos tantos de Sylla. Con el 3-3 en el marcador, y Portugal disputando sus peores minutos en este torneo, la suerte sonrió sin embargo a los lusos, que al filo del descanso volvieron a ponerse por delante.

En el tercer periodo Senegal consiguió de nuevo igualar el marcador por medio de Diagne, y con los portugueses acusando el cansancio, se llegó al tiempo extra.

Senegal continuó su línea ascendente durante la prórroga, pero no supo materializar ese dominio, por lo que el partido terminó decidiéndose en los penales, donde un fallo de Ba en el tercer lanzamiento de los africanos, seguido del penal convertido por Madjer, dio la victoria y el pase a semifinales a Portugal.

Tras esta sufrida y trabajada clasificación para semifinales, Portugal se medirá este sábado 10 al ganador del Brasil-Nigeria por un puesto en la gran final.