España derrotó con lo justo a El Salvador por 2-1 y se clasificó para las semifinales de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Tahití 2013. La Roja no disputaba esta instancia desde 2008, cuando fue cuarta.

Paridad. Esa sola palabra alcanza para describir el encuentro disputado el 25 de septiembre entre españoles y salvadoreños. Y eso pese a sus estilos: de un lado, el de control y traslado seguro de los europeos; del otro, la mayor verticalidad de los centroamericanos, hábiles para jugar por abajo y osados a la hora de rematar a portería.

La Roja anotó en el período inicial gracias a una avivada de Llorenc, quien aprovechó un saque lateral para anotar de cabeza, aunque llegó al primer descanso en ventaja por las buenas intervenciones de su arquero Dona.

Paradójicamente, El Salvador encontró el empate en el momento que menos complicaba a España del segundo tercio, al capitalizar Walter Torres un tiro libre desde una posición ideal.

España se mostró algo más precisa en el período final. De a poco, fue volcando el juego sobre el arco cuscatleco, aunque no lograba dar la puntada final. Esta llegó a través de una maravillosa media chilena de Antonio a dos minutos y medio del epílogo, tiempo que no fue suficiente para la reacción salvadoreña.

El próximo viernes 27, España buscará ante Brasil ganarse el derecho de disputar su primera final mundialista.