Países Bajos remontó una desventaja de cuatro goles para vencer a Argentina 4-3 en los penales y lograr así su primera victoria en un Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA. El partido, que terminó 5-5, se jugó el lunes 23 de septiembre y marcó la despedida de la Oranje en el cierre de la fase de grupos del torneo.

Argentina tardó apenas 12’’ en tomar una ventaja de dos goles, y nada hacía pensar e un resultado adverso luego del 4-0 con el que llegó al primer descanso. Sin embargo, se encontró con un rival que, aunque eliminado, no estaba dispuesto a tirar la toalla tan temprano.

La recuperación holandesa comenzó en el segundo período a partir de pelotas largas y ataques rápidos. Los goles de Frank Van Der Geest y Patrix Ax le dieron una cuota de confianza con la que no había contado hasta el momento, y ni el quinto tanto argentino pudo detenerla.

El tanto de Charlie Van Den Ouweland, a tres segundos del epílogo, envió el encuentro a tiempo suplementario, pero fueron necesarios los penales para determinar un ganador. Allí prevaleció Países Bajos, que así se despide del torneo con una sonrisa.

Argentina, en cambio, ya pone la mente en el próximo miércoles 25, cuando enfrente a la dueña de casa Tahití por los cuartos de final.