Brasil obtuvo un triunfo tan trabajado como valioso ante la difícil Ucrania y quedó a las puertas de meterse entre los ocho mejores de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Tahití 2013. El partido, válido por el Grupo C, se jugó el viernes 20 de septiembre y cerró el tercer día de competencia.

Los europeos buscaron frenar a los más habilidosos brasileños con presión en toda la cancha, pero no pudieron evitar el disparo de Bruno Xavier para el 1-0. Luego asistieron a un hecho histórico: Bruno, tras una asistencia de Datinha, anotó el gol 1.600 de la historia del torneo.

Ucrania se mantuvo fiel a su plan: orden táctico, presión y paciencia. Mao comenzó a tener trabajo, pero nada pudo hacer ante el cabezazo de Oleg Zborovskyi. El empate del arquero Vlodymyr Hladchenko signficó otro hito, ya que nunca dos arqueros de un mismo equipo habían anotado goles en un mismo Mundial (su colega lo hizo en el primer partido).

Pero ni eso fue suficiente, ya que Bruno Xavier marcó de nuevo y Daniel selló luego el triunfo de Brasil, que irá por su clasificación el domingo 22 ante Senegal. Ese mismo día, Ucrania deberá vencer a Irán y esperar una derrota de los africanos para conocer su suerte.