Portugal pegó en los momentos oportunos, derrotó a Suiza por 7-3 y se clasificó para disputar las semifinales de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA por sexta vez en siete participaciones. El encuentro se jugó el jueves 16 de julio.

El período inicial resultó tan parejo como se esperaba. Durante esos 12 minutos sobresalieron las defensas por sobre los ataques, y sólo lograron quebrar el cero con gol en contra Leu y una gran definición de Ott.

Portugal hizo la diferencia clave en el segundo tercio, al marcar tres tantos en los primeros tres minutos, incluyendo uno de su arquero Andrade. Cuando Suiza amagó a una recuperación el período final, la magia de Madjer, autor de un triplete, sentención el pleito.

El próximo sábado 18, la anfitriona buscará un lugar en la final de su Mundial ante la bicampeona mundial Rusia.